ME ENCANTA DIOS


ME ENCANTA DIOS

Me encanta Dios. Es un viejo magnifico que no se toma en serio. A él le gusta jugar y juega. Y a veces se le pasa la mano y nos rompe una pierna y nos aplasta definitivamente. Pero esto sucede porque es un poco cegatón y bastante torpe de las manos.
Nos ha enviado a algunos tipos excepcionales como Buda, o Cristo o Mahoma, o mi tía Chofi, para que nos digan que nos portemos bien. Pero eso a él no le preocupa mucho: nos conoce. Sabe que el pez grande se traga al chico, que la lagartija grande se traga a la pequeña, el hombre se traga al hombre. Y por eso inventó la muerte: para que la vida -no tú ni yo- la vida sea para siempre.
Ahora los científicos salen con su teoría del Bing Bang... Pero ¿qué importa si el universo se expande interminablemente o se contrae? Esto es asunto sólo para agencias de viajes.
A mi me encanta Dios. Ha puesto orden en las galaxias y distribuye bien el tránsito en el camino de las hormigas. Y es tan juguetón y travieso que el otro día descubrí que ha hecho -frente al ataque de los anbióticos- ¡bacterias mutantes!
Viejo sabio o niño explorador, cuando deja de jugar con sus soldaditos de plomo y de carne y hueso, hace campos de flores o pinta el cielo de manera increíble.
Mueve una mano y hace el mar, mueve otra y hace el bosque. Y cuando pasa por encima de nosotros, quedan las nubes, pedazos de su aliento.
Dicen que a veces se enfurece y hace terremotos, manda tormentas, caudales de fuego, vientos desatados, aguas alevosas, castigos y desastres. Pero esto es mentira.
Es la tierra que cambia -y se agita y crece- cuando Dios se aleja.
Dios siempre esta de buen humor. Por eso es el preferido de mis padres, el escogido de mis hijos, el más cercano de mis hermanos, la mujer más amada, el perrito y la pulga, la piedra más antigua, el pétalo más tierno, el aroma más dulce, la noche insondable, el borboteo de luz, el manantial que soy.
A mi me gusta, a mi me encanta Dios.
Que Dios bendiga a Dios.



DATOS DEL POETA: Jaime Sabines (Tuxtla Gutiérrez, México, 1926 -Ciudad de México, 1999). Licenciado en Lengua y Literatura Española, ha dedicado parte de su vida a la política. Fue Premio Villaurrutia en 1973 y Premio Nacional de Literatura en México en 1983. Sus libros son Horal (1950), La señal (1951), Adán y Eva (1952), Tarumba (1956), Yuria (1967), Maltiempo (1972), Algo sobre la muerte del Mayor Sabines (1973) y Uno es el hombre (1990). Bajo mi punto de vista su mejor poemario.


COMENTARIO: Da igual no estar de acuerdo con la concepción que Sabines tiene de Dios. Yo particularmente soy ateo y si obviamos esto y jugamos con los conceptos, creo que Dios se ríe de sí mismo. Esta idea que está en el tono del poema, la confirma el novelista Milan Kundera. Según él, François Rabelais oyó un día la risa de Dios y fue así como nació la idea de la primera gran novela europea. "El arte de la novela vino al mundo como el eco de la risa de Dios", defiende en algunos de sus ensayos. Yo estoy de acuerdo: la literatura, la novela o la poesía (tal vez por eso este poema está escrito como prosa poética, porque Sabines no podía elegir nada más cercano que la prosa para componer el poema), supone hacer el esfuerzo de pensar que no tenemos la razón de todo, que cada situación, cada hecho o acontecimiento tiene múltiples perspectivas y entre ellas cabe el humor siempre. Un humor inteligente como el de Sabines ("A mi me encanta Dios. Ha puesto orden en las galaxias y distribuye bien el tránsito en el camino de las hormigas. Y es tan juguetón y travieso que el otro día descubrí que ha hecho -frente al ataque de los anbióticos- ¡bacterias mutantes!"), capaz de hablar de las desgracias cotidianas y banales, como de las catástrofes naturales o la muerte sin perder la sonrisa, el lirismo ("quedan las nubes, pedazos de su aliento") e incluso el optimismo ("el borboteo de luz, el manantial que soy").
A mí no me encanta Dios, no solo por lo que los hombres han hecho y siguen haciendo en su nombre, no porque, como decía Leszek Kołakowski, bajo ese concepto filosófico se encuentra un cubo de desecho donde acaban todas las contradicciones y limitaciones de la razón humana, sino porque su existencia haría más insoportable la vida humana. Y es que si existiera, su humor divino, se me escapa o se me antoja macabro. Prefiero ver a Dios en una pulga, en una piedra, en mis hermanos y alguna vez la he visto en la persona que amo. Pero, de todas maneras, me sabe a poco y prefiero mantener mi ateísmo, porque al menos, si la vida no tiene sentido, no me engaño y prefiero creer en las personas de carne y hueso, como Mahoma, Cristo o mi tío Pepe: seres verdaderamente divinos, como tú, querido lector que cada semana lees este espacio hasta el final.


ACTIVIDADES.

Esta semana sin Actividades, pero puedes subir un comentario, un blog se alimenta de ellos.

 Por curiosidad y por si lo deseas, puedes indicar las reacciones a esta entrada un poco más abajo, marcando: divertido / interesante / aburrido


Comentarios

  1. Genial Sabines! Por entroncarlo con algo más reciente, te recomiendo el último tema de los planetas, "islamabad". Ahí juega un poco con el concepto de dios y algunos temas más.
    https://www.youtube.com/watch?v=sT4wgLsmD3Q

    ResponderEliminar
  2. Síííí. Ya me lo han recomendado varias personas y no puedo hacer otra cosa que escucharla. Gracias por leer este espacio y comentar. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Ahhh!!, Dios!! Me encanta!! El poema, digo. Je. Gracias por publicar tanto poema divino. Saludos desde Algeciras, donde, ahora que lo pienso, cuando llueve, Dios debe andar de los nervios con la regadera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro, Dios tiene esas bromas o nosotros creemos que tiene sentido del humor. Pero precisamente hay otra teoría, Kundera lo cuenta, que afirma que Dios no sabe reírse...

      Eliminar
  4. Coincido totalmente en cuanto a lo de islamabad de los Planetas. Las referencias que hace a Dios son, en cierto sentido, muy parecidas a las que leo en el poema de Sabines. Gran tema y totalmente distinto a todo lo anterior. Pero para ser justos, hay que hacer referencia al rapero (trapper creo que es el término exacto) que colabora con ellos, Yung Beef. En sus letras, aunque con un estilo no muy de mi agrado, aparecen también comentarios y referencias en la misma línea. Os dejo la letra de Islamabad.

    Tú sabes perfectamente
    Lo que estoy diciendo
    Entiendes perfectamente
    Lo que pretendo
    Intentar convencerte
    No perder el tiempo
    A ti lo que te pasa
    Es que tienes miedo
    A lo que no conoces
    Crees que sabes todo
    Ninguna persona
    puede saberlo todo
    El hombre llama Dios
    a todo lo que no conoce
    Solo es un concepto humano
    Solo es un hombre
    Solo existe en nuestra cabeza
    Es ahí donde tiene la fuerza
    Es inútil negar su existencia
    Todo el mundo lo tiene en la consciencia
    Si no nombras todo
    Sabemos lo que dices
    Si le cambias el nombre
    Lo que consigues
    Es partirnos en banda
    y si no diriges
    mueves la guerra
    ten cuidado con lo que dices.
    Estos lo que quieren
    Es dividirnos
    Porque tienen miedo
    de perder tu sitio
    Sabes que sin violencia
    Estaría perdido
    Y me metes tu mierda
    de miedo en el hocico
    A los ignorantes
    y a los corrompidos,
    los gregarios y serviles
    de los que has dormido
    con una tele mala
    y con ansiolíticos
    para quitarles lo poco
    que hemos conseguido.
    Ven cientos de ellos
    y millones de muerte
    a las hermanas y hermanos
    más inocentes
    muertos a vuestras manos
    basura indecente
    Dios sabrá vengarlo
    Dios es grande siempre.
    Los atentados son una falsa bandera
    cuando atacan a los tuyos por dinero
    que te llevas a paraísos fiscales
    dinero con sangre
    de tus hermanos a los que traicionaste
    tú no tienes miedo a lo que estoy diciendo
    no quieres que nadie sepa que pienso
    niegas lo que nuestros ojos están viendo
    eres enemigo de cualquier conocimiento
    Y deberías de temer al todopoderoso
    porque él quiere vernos muertos a todos
    el espacio es infinito y estamos solos
    todo es inerte, solo estamos nosotros
    luchando en contra de la naturaleza
    porque solo existe vida en este planeta
    el milagro es que crezcan flores en la Tierra
    al final siempre recoges lo que siembras.
    Me estoy cayendo parriba
    Abre dame la bendición
    Aunque que no consiga nada
    Tuve mucha ambición
    Las calles están malas
    Necesitan medicación
    Antes no le temía a nada
    Pero ahora temo perderlo to

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. Con lectores tan atentos como vosotros este sitio no hace más que crecer. Y yo y mis alumnos, encantados.

      Eliminar

Publicar un comentario