Entradas

Mostrando entradas de 2017

LA MAGIA DE LOS DÍAS

LA MAGIA DE LOS DÍAS

La magia de los días no se encuentra
oculta en la excepción de nuestros días mágicos.
La magia no reside en las ciudades
que, mágicas, preserva la memoria,
porque en ellas, vivió nuestro fantasma
y, en aquel tiempo ardido, ardió feliz.
No has de buscar la magia de tus días
en la noche feroz y su embeleso,
en citas victoriosas,
en batallas de cama hasta crucificarte.
La magia, en la aventura, es transparente,
y no hay que ser un mago para verla.
Las mañanas radiantes, los caballos,
los barcos que se pierden en la bruma
son mágicos por sí.

A través de los días, es casi imperceptible,
la magia de los días. Vive en lo rutinario,
monótona y sin voz entre lo oscuro.
Lo mágico consiste en proseguir
con la respiración, aliento por aliento,
en la perseverancia que nos mantiene en pie,
en la conciencia absurda que nos muestra
como una inútil pieza prescindible
del engranaje absurdo de este mundo.

Es mágico el afecto renovado
que algunos nos profesan, y te permite
distraer por instantes
el curso, enfur…

LA MANCHA

LA MANCHA

Desisto, cedo, renuncio, abandono
Mi esfuerzo inútil, mi irrisorio afán.

He probado jabones, detergentes,
Sustancias diseñadas contra el estrago.
Todo en vano: la mancha no se irá
De la camisa blanca. Su baldón
Fue producto del vino de la amistad
Consumido en afecto y calma.

La amistad indispensable no dura mucho.
El acuerdo encalla de pronto
En los filos de la discordia.

Porque nada es firme. Todo se va.
Sólo la mancha sigue aquí
Como una huella de sangre.

¿Qué significa, cuál crimen
Se empeña en reprocharme la imborrable?


DATOS DEL POETA: José Emilio Pacheco (Ciudad de México, 1939-2014), estudió Derecho y Filosofía en la Universidad Nacional Autónoma de México. Fue traductor de autores ingleses (Tennesse Williams, T. S. Eliot…), colaborador de prensa, ensayista (El derecho a la lectura, 1984; La hoguera y el viento, 1994), escribió cuentos como La sangre de Medusa (1955), El viento distante (1963) o El principio del placer (1973) y novelas como Morirás lejos (1967) y Las…

VERSOS QUE ESCRIBÍ DORMIDA (EN EL CENTENARIO DE GLORIA FUERTES)

VERSOS QUE ESCRIBÍ DORMIDA Bebo porque la gente no me gusta,
porque a la gente la quiero demasiado;
las cosas cambian y el ímpetu se enferma,
sé lo que dan de sí los hombres;
sé que hay pocos que prestarían sangre,
sé que hay muchos que me encarcelarían.
Bebo para olvidar que estoy bebiendo.
Porque la noche es larga y tiene seres,
la vida es corta en cambio y tiene prisa,
la alcoba es grande y el sereno es bizco
y un chinche flaco trepa por el techo.


Bebo para acordarme de estas cosas.
Bebo para olvidar que estoy bebiendo.


DATOS DE LA POETA: Gloria Fuertes (Madrid, 1917- 1998). Remitimos a la página de su fundación para conocer los detalles de su biografía y su obra: gloriafuertes.org
COMENTARIO DEL POEMA: Y bebía. Le encantaba el whisky, la noche, la fiesta, como a todos, como a muchos. Y seguro que bebía porque la gente no le gustaba. Sobre todo, las personas intransigentes. Como ese tipo que en los años setenta denuncia a la poeta por leer un poema pacifista (¿Brindis cotidiano?) y por el que ac…

ME ENCANTA DIOS

ME ENCANTA DIOS
Me encanta Dios. Es un viejo magnifico que no se toma en serio. A él le gusta jugar y juega. Y a veces se le pasa la mano y nos rompe una pierna y nos aplasta definitivamente. Pero esto sucede porque es un poco cegatón y bastante torpe de las manos. Nos ha enviado a algunos tipos excepcionales como Buda, o Cristo o Mahoma, o mi tía Chofi, para que nos digan que nos portemos bien. Pero eso a él no le preocupa mucho: nos conoce. Sabe que el pez grande se traga al chico, que la lagartija grande se traga a la pequeña, el hombre se traga al hombre. Y por eso inventó la muerte: para que la vida -no tú ni yo- la vida sea para siempre. Ahora los científicos salen con su teoría del Bing Bang... Pero ¿qué importa si el universo se expande interminablemente o se contrae? Esto es asunto sólo para agencias de viajes. A mi me encanta Dios. Ha puesto orden en las galaxias y distribuye bien el tránsito en el camino de las hormigas. Y es tan juguetón y travieso que el otro día descubrí …

DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA. LA POESÍA SALUDA AL MAIL ART

Imagen
POÉTICA


Alas, no. Colibríes u otros pájaros que besan corazones aterrados o moran en labios, tampoco.

Palomas, menos aún: ni en manos, ojos u  otras partes del cuerpo, a punto de huir o herirse.


Luna, depende. Luna llena, menguante, creciente y nueva, sí. Otras no.


Tañer de rosaledas, no y no.

Ascenso al Pabellón de los Budas Fragantes, ni en mayúsculas ni en minúsculas.

Música de tu rostro, probablemente no. Tierra, sangre, tensión, semen, sí.


Vulva henchida, también.
Piedra, sí.

Olor a mosto fermentando y masa de pan caliente, sí, sin más.

Amor a secas o a punto de sublevarse, huesos, médulas y dolor, sí.

Contra el viento y la marea del destino, sí.
Sonidos, a discreción.

Colores, todos (negro y rojo con prioridad)


DATOS DEL POETA: Agustín B. Sequeros (Salamanca, 1945). Licenciado en Letras, ha sido profesor en la Universidad de Utrecht y en Maastricht. El poema de arriba pertenece a su Manifiesto contra el Neo-Modernismo en la poesía.


COMENTARIO: Como en otras ocasiones, para celebrar el Día Mundial de la Poesía, tr…

S/T

HAY días entre fechas
que no existen.
Días sin sonidos,
sin canciones.
Noches con un trozo
de luz que los persigue.

Hay días entre fechas en que no estuve aquí, en que no respiré ni llegué a tiempo de subir.
Hay días entre fechas
a los que aún, hoy,
no he sobrevivido.


DATOS DE LA POETA: Olga Valenzuela (Córdoba, 1974). Es licenciada en Filología por la Universidad de Córdoba. Actualmente compagina con la docencia su actividad literaria. Este poema pertenece a La luna de anoche (Tierra de Nadie, Editores). Puedes encontrar más datos sobre Valenzuela y su obra en la página oficial de esta editorial gaditana, pincha aquí. Puedes leer más poemas de ella, aquí. En twitter, puedes encontrarla bajo el perfil @ojalaelsol.
COMENTARIO: ¿Existen todos los días por igual?, ¿poseen valor por sí mismos cada uno de ellos? O por el contrario, ¿hay días entre fechas que son materia de olvido: días sin nombre propio, sin canciones o como he oído decir muchas veces, días sordos? Parece que la poeta cordobesa nos descu…

LA TRISTE VIDA DE UNA MUJER

LA TRISTE VIDA DE UNA MUJER
lo primero que aprende es que no es un hombre y tarde o temprano el ser mujer se vuelve un carga


y tarde o temprano aprende que conlleva beneficios dolorosos y dolorosos perjuicios que debe combatir


ella entiende, de algún modo, que el perjuicio mayor es la sumisión, y tarde o temprano, ella, se somete, de algún modo, ella utiliza con paciencia e incomodidad las dolorosas alternativas ella se asusta y quiere ser una mujer madura y llega a ser mujer madura y se asusta de ser mujer madura


a veces escoge, pero principalmente es escogida por uno o varios hombres que se vuelven sus protectores sus destructores sus maridos y amantes que encarnan para bien o para mal los distintos grados de todo lo que pasa entre un hombre y una mujer


a veces su cuerpo se abre y deja salir un hijo frecuentemente su cuerpo es destrozado con un dolor insoportable aunque más frecuentemente su cuerpo es destrozado con un dolor soportable

casi nunca o a veces o nunca o siempre un hombre penetra su cuerpo por cien motivos diferentes …

LA TREGUA

LA TREGUA


No, no es fácil seguir. De nada valen
las fuerzas que aún nos quedan: esta apariencia inútil
de plenitud que no consigue
hacernos avanzar.


Cuando llegamos
al lugar en que ahora
transcurren nuestros días, nos dijimos:
«Es hermosa esta tierra;
hay sol y hay aire limpio; reina el verano; todo,
al parecer, está al alcance
del deseo: las manos
se nos llenan de dones conseguidos
sin dolor y sin lucha. Será bueno
descansar aquí un poco. Tiempo habrá
de proseguir más tarde otra vez el camino».
Y nuestros ojos vieron
pasar soles y lunas, días que iban cumpliéndose
con deliciosa lentitud.
El hábito
de la apacible tregua nos ganó
poco a poco el espíritu y el cuerpo.
Y olvidamos al cabo
el afán que nos hizo ser lo que fuimos antes
de haber llegado a este lugar extraño.
Ya no somos los mismos. Permanecen
los viejos gestos, las maneras
antiguas, pero no
nos alienta en el alma aquel desasosiego
que nos moviera antaño a caminar.
Tal vez no sea posible
echarse a andar de nuevo, por más que ya esta calma
dorada, este engañ…

LA FÓRMULA

LA FÓRMULA

Para Iñigo Peciña Begiristain
Hay que estar preparados para lo peor
y disfrutar de lo bueno.
Esa es la fórmula.
Saber que nada es duradero;
que la palabra siempre
es engañosa, falsa, equívoca;
que lo que hoy nos une eternamente,
mañana será polvo, odio quizás, historia de la mala;
que la vida se venga en la felicidad.
Saber que será así, o podrá serlo.
Y vivir como si el tiempo nos debiese algo,
como si fuera nuestro,
exigiéndole al contado todo lo que nos pertenece.


DATOS DEL POETA: Karmelo Iribarren (San Sebastián, 1959). Ha escrito entre otros poemarios, los siguientes: La condición urbana, Serie B, La ciudad, Seguro que esta historia te suena, Las luces interiores. Todos estos en la Editorial Renacimiento. Y Pequeños incidentes, en Visor, por ejemplo. Además de sus Diarios de K., que puedes seguir también en Facebook.

COMENTARIO: Acabo de entrar en su perfil de Facebook, lo último que ha escrito de su Diario de K, Iribarren, es lo siguiente:
"Se mezcla entre la gente para que par…