Justificación

-- Año VI. Segunda Época --


Un grupo de profesores, convencidos de la utilidad de la literatura en general, y de la poesía en particular, nos vemos en la necesidad de plantear esta experiencia educativa. Nuestras motivaciones son insólita y radicalmente simples: intentar cambiar, mediante pequeños gestos, el día a día de nuestra labor docente; contribuir a modificar y dignificar el ámbito en el que trabajamos, recurriendo a “un arma poderosa”, como es la poesía, que posee la virtud de potenciar la reflexión y el gusto estético por la palabra, de atenuar la violencia verbal a la que estamos sometidos, de crear un espacio de comunicación distinto; y disfrutar al hacerlo.

EL POEMA DE LA SEMANA nace con la única pretensión de colocar en diferentes lugares de este centro un poema, así como en el entorno virtual de las TIC. La esperanza de los profesores que participamos, es que que nuestro centro se enriquezca con nuevas experiencias, y que lo haga mediante cauces que incentiven día a día nuestro trabajo.

EL POEMA DE LA SEMANA se inicia con la ilusión de que otros compañeros, padres o madres de alumnos, e incluso los propios alumnos participen en esta novedosa actividad. Simplemente leyendo los poemas o incluso (¡qué gran éxito sería para nosotros!) proponiendo poemas para su difusión en este espacio o cualquier otra posibilidad para difundir su existencia. Por tanto, es a la par un lugar de encuentro y un sitio abierto a toda la comunidad educativa del IES Fray Bartolomé de las Casas.

Firmado.

(Los profesores implicados).

domingo, 21 de junio de 2015

HACIA EL SILENCIO

Hacia el silencio


¿Cómo atrapar los días para frenarlo todo?
Para decir a la gente:¿Acaso no véis que viajamos 
hacia la ciudad de hielo?
Mirar vuestros ojos llenos de tristeza,
vuestros corazones atados con rudas sogas por un 
grito de miedo.

¿Acaso no sabéis que doblando de tal modo la cabeza ante la noche
os quedaréis sin cuello?

La primera argolla fue la del silencio,
Y taladró sin misericordia el conocimiento de los pájaros.

La segunda fue la del olvido
amasada con niebla y desvergüenza.

La tercera fue la del vacío
nombrándose a sí mismo
único monarca por el vasto imperio
de multiplicados cementerios.



DATOS DEL AUTOR: Julia Otxoa (San Sebastián, 1956) es poeta experimental y visual, entre otras cosas. Mantiene este blog: http://www.juliaotxoa.net/, donde podéis encontrar toda la información al respecto. El poema de arriba, pertenece a su obra La nieve de los manzanos (2000).



COMENTARIO: Ahora que todo va acabando, que cerramos el curso y nos iremos a nuestro merecido descanso, me viene este poema de Otxoa al encuentro, para desafiarnos con su pregunta inicial: "¿Cómo atrapar los días para frenarlo todo?" No estoy de broma. Me cuestan las despedidas y en este curso las habrá insustituibles, así que no estoy tirando de ironía. Yo no quiero que se acabe el curso, porque algunos de vosotros no les volveré a ver el pelo o la calvicie.
Otxoa formula así la pregunta porque el lugar que señala no es una meta que nos aliente: una ciudad de hielo que se alimenta de nuestro miedo, de nuestra incapacidad de mirar hacia las estrellas con dignidad. Además, la autora nos advierte de las causas que nos conducen a la tristeza: el silencio y el olvido... 
En fin, ahora que este curso termina, que pronto será pasto del silencio y el olvido, procuro coincidir con mi condición de triste profesor de filosofía, y un vacío de cementerio parece esperarme, aunque esté adornado de días infinitos, olas, sal, buena compañía y risas continuas (esto tampoco es ironía y también es cierto). Pero, ¿cómo olvidarme de vosotras, las personas que en poco tiempo y en algunos cursos habéis hecho que ir a trabajar mereciera la pena? Os echaré de menos, vosotras os vais para siempre, sin duda, y nosotras nos quedaremos en este centro de hielo, con un monarca más triste, incluso, que yo. ¡Qué la poesía y este espacio nos reúna de vez en cuando cerca del trino de los pájaros...!
Fue bonito bailar con vosotras... 
(Permitidme personalizar y dedicar este poema:
Pedro, hasta pronto; espero tener noticias tuyas,
 aunque sea por aquí: un abrazo y mil conversaciones pendientes).


domingo, 14 de junio de 2015

VII- Stendhal


VII- STENDHAL

Quererte fue como apostar
al riesgo más alto
con todos los ases sobre la mesa
y las mangas vacías,
cruzar la carretera
con el semáforo en rojo
y los ojos cerrados,
escribir poemas
que nunca saldrán a la luz.

Fuiste un día de invierno
sin abrigo,
una alarma
que no volvió a sonar
después de apagarla por primera vez,
todas las quemaduras
que vienen después del fuego,
el único accidente
de una autopista vacía.

Pero quererte fue también
encontrar los puntos a todas las frases,
mirar directamente al sol
y conseguir no apartar la mirada,
encontrar unos ojos que en vez de mirar en la misma dirección que yo
me miraran a mí.

Pero fuiste también
todas las canciones
que aún no había escuchado,
todas las estrellas fugaces
cazadas a primera vista,
la música
del primer baile de fin de curso,
una noche que se volvió
una vida llena de respuestas.

Fuiste como enamorarse
directamente de Stendhal
y olvidar el síndrome.

DATOS DEL POETA: Elvira Sastre (Segovia, 1992), esta joven autora, también traductora, reside en Madrid, donde participa activamente en el ambiente cultural de la capital. Ha publicado dos poemarios que han sido acogidos muy bien entre el público en general y por el que han apostado también poetas consagrados como Benjamín Prado. Baluarte (2014) es el último y Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo (2013), la obra al que pertenece el poema de esta semana.
Su blog oficial es este: http://elvirasastre.net/index.html
Y mantiene cuentas muy activas en las principales redes sociales: twitter () y facebook (https://www.facebook.com/elvirasastresanz)

COMENTARIO: Antes que nada, para aquellos que no lo sepan, el síndrome de Stendhal es una enfermedad que causa un elevado ritmo cardíaco, vértigo, confusión, temblor, palpitaciones, depresiones e incluso alucinaciones cuando el individuo es expuesto a obras de arte. Casi lo mismo que provoca estar enamorado. Y digo casi porque el síndrome carece de un peligro que tiene el amor, o mejor dicho, el desamor. Y es que este puede llegar a provocar que se te cierre el corazón de por vida. Como bien da a entender la autora, cuando quieres de verdad (desgraciadamente), lo haces arriesgándote con todo y aún sabiendo que vas de cabeza contra un muro, vas con fuerza y con ganas.
Enamorados, enamoradas, permitidme deciros, que sois estúpidos, no es culpa vuestra, es el amor, que os vuelve estúpidos. Pero también reconozco que no hay mayor satisfacción que la de sentir que estás sano, después de haber pasado por un cáncer, por ejemplo, y por un estúpido amor, por decirlo abiertamente. Volver a cantar a toda voz y sin una sola lágrima las canciones que compartí por error. Ir a nuestros lugares y no sentirme sola. Ver nuestras fotos sin miedo de recordar lo infinitos que éramos y lo efímeros que fuimos. Sentir pena por ti y no por mí. Volver a vivir después de atarte a alguien y que te ahorque. También reconozco que hace falta el amor para escribir las mejores poesías, y no me refiero sólo a los fragmentos más románticos de Neruda sino a aquellos poemas verdaderos que desnudan el alma y que quizás nunca salen a la luz pero que salvan a los escritores.
Ya lo dijo Stravinski: "Seguir un sólo camino es retroceder". Si ya estás dentro de ese sólo camino... Que la poesía te salve.
Elvira Sastre dedica el mérito a las musas. Yo se lo dedico a mi muso más puto.
 
"He sangrado,
pero
todas mis espinas
han evolucionado a rosa.

Y ahora
mi vida
huele a flor."

Nota aclaratoria: La elección del poema y el comentario de esta semana ha sido realizado por la alumna Lucía Guerra García (1º de bachillerato).
ACTIVIDADES.
  • ¿Qué te parece el síndrome Stendhal?, ¿conoces algún otro síndrome que sea llamativo o sorprendente? Explícalos.
  • Elige los versos que mejor describan el estado de ánimo de Sastre y explica tu elección.
  • ¿Cuál es la idea principal que defiende Lucía Guerra en su comentario? ¿Estás de acuerdo con ella? Explica tu posición.
  • Visita el blog de la autora y pincha en la pestaña POEMAS, elige a continuación un FOTOPOEMA y un VIDEOPOEMA que te haya gustado. Explica tu elección.
  • Visita algunos de sus mensajes en las redes sociales que te parezca poético, otro que te parezca irónico, y otro que te parezca comprometido socialmente hablando.
  • Actividades libres: 
    • Crea con el poema Stendhal un fotopoema o un vídeo poema, envíalo a filosofia.pintado@gmail.com  
    • Elige un poema de cualquier autor que conozcas, haz un comentario personal sobre el mismo y envíalo a filosofia.pinado@gmail.com para publicarlo.    

domingo, 7 de junio de 2015

UNA ZONA DE DESCANSO


UNA ZONA DE DESCANSO
 
has de tenerla o los muros te
rodearán.
has de renunciar a todo, tirarlo,
tirarlo todo.
has de mirar lo que estés mirando
o pensar en lo que estés pensando
o hacer lo que estés haciendo
o
no hacerlo
sin tener en cuenta el beneficio
personal
sin aceptar que te dirijan.

la gente está cansada de
luchar,
se refugia en la
costumbre,
sus preocupaciones son las preocupaciones
de un rebaño.

pocos conservan la capacidad de observar
un zapato viejo durante
diez minutos
o de pensar en cosas extrañas
como en quién inventó
el pomo de las puertas.

se vuelven insensibles
porque ya no son capaces de hacer
una pausa
deshacerse
alisarse
dejar de ver
desaprender
desenvolverse con sencillez.

escucha su risa
falsa, y
luego
vete.


DATOS DEL POETA: Charles Bukowski (Andernach, Alemania, 1920-Los Ángeles, 1994). Prolífico escritor de poemarios, novelas, libros de relatos, cartas..., está considerado como uno de los mejores poetas norteamericanos contemporáneos. Entre sus emblemáticas obras, encontramos Burning in Water, Drowning in Flame o Poemas de la última noche de la tierra, al que pertenece el poema de esta semana.

COMENTARIO: De la poesía de Bukowski se pueden decir muchas cosas: que es cruda, a menudo soez, que utiliza un lenguaje coloquial, que puntúa azarosamente sin respetar las reglas gramaticales, sin estructura razonable, etc. Y de la vida de Bukowski se pueden repetir también muchas cosas: autodidacta, violento, alcohólico, nihilista, mujeriego, vagabundo empedernido, contradictorio, etc. Y entonces, ¿por qué nos gusta este poeta?, ¿por qué hemos elegido este poema?
El poema lo hemos elegido porque es de los pocos en el que se aprecia una metáfora, una metáfora urbana, vacía de optimismo, despojada de color, pero que tiene la capacidad de exponer con sencillez un secreto existencial: hemos de tener o de crear esa “zona de descanso” para ser libres (o los muros te rodearán), para pensar por nosotros mismos (sin aceptar que te dirijan), para recuperar la capacidad de mirar (¿qué nos diría un zapato viejo escudriñado durante diez minutos?) y de sentir, para desenvolverse con sencillez...
El poeta nos gusta porque desconfía de todo, porque en su mundo no hay lugar para ningún Dios, porque no tiene esperanza, porque el vacío y el mal en el que habita nos resulta tan familiar, que es imposible sustraerse a una cierta luminosidad que él descubre en la pulpa del dolor que supone estar vivo. Y lo hace a través de la poesía. En su poesía, a veces, nos embaucamos, y nos entregamos a ella necesariamente (somos como ese señor Chinaski o el tío Jack -Mi tío Jack- que no puede dejar de visitar la barra de un bar, por muy resacoso que se encuentre). Con él nos emborrachamos de mediocridad, de suciedad, de malos olores y nocturnidad, porque reconocemos en nuestro interior todas las contradicciones del ser humano, sin embargo, antes que negar esa parte oscura y desaliñada de nuestra vida, brindaremos por ella, leyendo a este poeta maldito, brindando con los demás lectores de Bukowski (va por ti este poema, este comentario y este brindis, Sergio).



ACTIVIDADES:

  • Busca información relevante de la vida de este poeta americano. Y traduce el título del poemario que aparece en DATOS DEL POETA. ¿Qué te sugiere dicho título?
  • ¿Crees qué todos deberíamos tener nuestra ZONA DE DESCANSO? Explica tu postura.
  • Si no la tuviéramos, ¿qué pasaría?
  • Explica con tus palabras esta estrofa del poema: “la gente está cansada de/ luchar,/ se refugia en la/ costumbre,/ sus preocupaciones son las preocupaciones/ de un rebaño”.
  • El poeta “comete” faltas de ortografía en este poema (nos referimos a las mayúsculas), después de leer el poema y el COMENTARIO, ¿puedes lanzar una hipótesis para explicar o justificar esas faltas?