Justificación

-- Año VI. Segunda Época --


Un grupo de profesores, convencidos de la utilidad de la literatura en general, y de la poesía en particular, nos vemos en la necesidad de plantear esta experiencia educativa. Nuestras motivaciones son insólita y radicalmente simples: intentar cambiar, mediante pequeños gestos, el día a día de nuestra labor docente; contribuir a modificar y dignificar el ámbito en el que trabajamos, recurriendo a “un arma poderosa”, como es la poesía, que posee la virtud de potenciar la reflexión y el gusto estético por la palabra, de atenuar la violencia verbal a la que estamos sometidos, de crear un espacio de comunicación distinto; y disfrutar al hacerlo.

EL POEMA DE LA SEMANA nace con la única pretensión de colocar en diferentes lugares de este centro un poema, así como en el entorno virtual de las TIC. La esperanza de los profesores que participamos, es que que nuestro centro se enriquezca con nuevas experiencias, y que lo haga mediante cauces que incentiven día a día nuestro trabajo.

EL POEMA DE LA SEMANA se inicia con la ilusión de que otros compañeros, padres o madres de alumnos, e incluso los propios alumnos participen en esta novedosa actividad. Simplemente leyendo los poemas o incluso (¡qué gran éxito sería para nosotros!) proponiendo poemas para su difusión en este espacio o cualquier otra posibilidad para difundir su existencia. Por tanto, es a la par un lugar de encuentro y un sitio abierto a toda la comunidad educativa del IES Fray Bartolomé de las Casas.

Firmado.

(Los profesores implicados).

martes, 18 de febrero de 2014

SALTO. NO SALTO. SALTO. NO SALTO. SALTO. NO SALTO


SALTO. NO SALTO. SALTO. NO SALTO. SALTO. NO SALTO

Salto. No salto. Salto. No salto. Salto. No salto.

Y el cerebro frenético y los pies de mármol.
Y el miedo trepando desde el fondo de aquella poza.

Salto. No salto. Salto. No salto.

El miedo.
El miedo a la oscuridad, al trastero, a las cucarachas.
El miedo a las ciudades soberbias.
A quien te mira por encima del hombro.
A ser pequeño.
El miedo.

Salto. No salto. Salto. No salto. Salto. No salto.

No recuerdo demasiadas cosas de cuando era pequeño.
El miedo desde el que miraba el mundo tras mis cristales de culo de vaso.
El miedo en el patio del colegio.
El miedo cada vez que una risa.
El miedo cada vez que un dedo.

Señalando.


Salto. No salto. Salto. No salto.

No recuerdo demasiadas cosas...
Quizás por eso, por mi memoria miope de largo alcance,
por el saco vacío y rajado donde guardo mis recuerdos.

Quizá por eso, al final, siempre salto.

A pesar del miedo lo único que tengo es lo que me espera abajo.


DATOS DEL AUTOR: Cysko Muñoz, poeta catalán. Toda la información en su blog: laputtapoesia.blogspot.com

COMENTARIO: Este comentario no es más que otro homenaje al poeta que ha inspirado nuestra actividad de Haikus en la Pizarra (que puedes verlo aquí). Sin embargo, aunque su iniciativa (que puedes ver aquí) nos parece luminosa, positiva y simpática, este poema nos muestra otro perfil de su creación poética. Cysko juega con el lenguaje (“Salto. No salto”) para sumergirnos en lo más profundo de sus miedos actuales e infantiles. Sobrecoge, como docente, imaginar a ese niño en medio del patio del colegio, señalado, ridiculizado por su aspecto y sus gafas. Y duele admitir que los miedos presentes del poeta (“El miedo a las ciudades soberbias./A quien te mira por encima del hombro./A ser pequeño”) lo comparten muchos adultos. No obstante, encuentro consuelo en el poema, porque sabemos que, el padecimiento de ese niño, se ha convertido en auténtica palabra poética y que las propuestas creativas que realiza muestran un ser valiente, capaz y comprometido, por tanto, el poeta puede estar orgulloso de haber convertido sus miedos en algo maravilloso. Lo que le espera de bajo, cuando salte, puede ser, entre otras cosas, alumnos que imitan sus propuestas. Por tanto, tiene sentido ser un poeta como él.

martes, 11 de febrero de 2014

AMOR CONSTANTE MÁS ALLÁ DE LA MUERTE (POEMA PARA EL DÍA DE LOS ENAMORADOS...)

AMOR CONSTANTE MÁS ALLÁ DE LA MUERTE

Cerrar podrá mis ojos la postrera 
Sombra que me llevare el blanco día, 
Y podrá desatar esta alma mía Hora, 
a su afán ansioso lisonjera; 

Mas no de esotra parte en la ribera 
Dejará la memoria, en donde ardía: 
Nadar sabe mi llama el agua fría, 
Y perder el respeto a ley severa. 

Alma, a quien todo un Dios prisión ha sido, 
Venas, que humor a tanto fuego han dado, 
Médulas, que han gloriosamente ardido, 

Su cuerpo dejará, no su cuidado; 
Serán ceniza, mas tendrá sentido; 
Polvo serán, mas polvo enamorado. 

DATOS DEL AUTOR: Quevedo, obviamente, no hacen falta más datos.

COMENTARIO: Se ha considerado a este poema y otro famoso soneto de LOPE DE VEGA como los poemas de amor más bellos de nuestra lengua. Así que, como tanto se ha dicho y escrito sobre ellos, nosotros esta semana nos ahorramos también el comentario sobre el mismo.

lunes, 3 de febrero de 2014

POÉTICA (Ha fallecido Felix Grande).

POÉTICA
Tal como están las cosas
tal como va la herida

puede venir el fin
desde cualquier lugar

Pero caeré diciendo
que era buena la vida

y que valía la pena
vivir y reventar

Puedo morir de insomnio
de angustia o de terror

o de cirrosis o de
soledad o de pena

Pero hasta el mismo fin
me durará el fervor

me moriré diciendo
que la vida era buena

Puedo quedar sin casa
sin gente sin visita

descalzo y sin mendrugo
ni nada en mi alacena


Sospecho que mi vida
será así y ya está escrita

Pero caeré diciendo
que la vida era buena

Puede matarme el asco
la vergüenza o el tedio

o la venal tortura
o una bomba homicida

ni este mundo ni yo
tenemos ya remedio

Pero caeré diciendo
que era buena la vida

Tal como están las cosas
mi corazón se llena

de puertas que se cierran
con cansancio o temor

Pero caeré diciendo
que la vida era buena:

La quiero para siempre
con muchísimo amor


De La Noria

DATOS DEL AUTOR: 
Félix Grande nació en Mérida, Badajoz, el 4 de febrero de 1937 y ha fallecido el pasado 30 de enero (2014). Casado con la también poeta Francisca Aguirre, tiene una hija que ha sido la senda de sus padres. Dedicado inicialmente a la guitarra y al flamenco, comenzó a escribir y llegó a obtener el Premio Adonais en 1963 por Las piedras. Colaboró activamente con los Cuadernos Hispanoamericanos, y fue su director durante algún tiempo. Aparte de su extensa producción poética, por la que ha recibido numerosos premios (Premio Alcaraván en 1962, el Guipúzcoa en 1965, el Casa de las Américas en 1967, el Premio Nacional de las Letras en 1978, y el Premio Manuel Alcántara en 1996, además del ya mencionado Adonais en 1963), también ha cultivado la narrativa (tanto novela, con por ejemplo Las calles, como el relato, con El marido de Alicia) y el ensayo (Occidente, ficciones, yo; Apuntes sobre poesía española de posguerra; Mi música es para esta gente, etc.).


COMENTARIO: Traemos este poema aquí para despedir a Felix Grande. Es un lugar común que los poetas realicen un ejercicio de estilo presentando su visión sobre su propio trabajo creativo, para explicar y explicarse lo que ellos mismos entienden por poesía. Como una especie de manifiesto individual al que intentan ajustarse cuando se enfrentan al folio en blanco. En este caso, sin embargo, la poética de nuestro autor puede leerse, paradójicamente, como un Epitafio o como un canto a la vida. La fuerza, a nuestro modo de ver, está en el acierto del comienzo del poema, ese "Tal y como están las cosas/ tal como va la herida" que no deja indiferente a nadie. El poeta logra desde el inicio ponernos en la situación que desea, para ir desgranando esa angustia y los problemas que supone estar vivo (enfermedades, guerras, soledad, terror, tristezas...). Pero aún así, defiende la vida (pero caeré diciendo/ que la vida era buena), ama la vida, aunque el corazón se le llene de puertas que se cierran. ¡Qué preciosa metáfora señalar que la vida es ir cerrándole puertas al corazón...!

Ha muerto Felix Grande, pero consuela, si hay consuelo ante la pérdida de su potente voz, reconocer que hasta el mismo fin le duró el fervor. Y esta es una gran enseñanza de vida: vivir hasta el último momento con pasión la vida, la literatura, la poesía en fin. Nosotros al menos lo intentaremos llevar a cabo como él lo hizo hasta la semana pasada.


Os dejamos también un poema recitado por él mismo.