Justificación

-- Año VI. Segunda Época --


Un grupo de profesores, convencidos de la utilidad de la literatura en general, y de la poesía en particular, nos vemos en la necesidad de plantear esta experiencia educativa. Nuestras motivaciones son insólita y radicalmente simples: intentar cambiar, mediante pequeños gestos, el día a día de nuestra labor docente; contribuir a modificar y dignificar el ámbito en el que trabajamos, recurriendo a “un arma poderosa”, como es la poesía, que posee la virtud de potenciar la reflexión y el gusto estético por la palabra, de atenuar la violencia verbal a la que estamos sometidos, de crear un espacio de comunicación distinto; y disfrutar al hacerlo.

EL POEMA DE LA SEMANA nace con la única pretensión de colocar en diferentes lugares de este centro un poema, así como en el entorno virtual de las TIC. La esperanza de los profesores que participamos, es que que nuestro centro se enriquezca con nuevas experiencias, y que lo haga mediante cauces que incentiven día a día nuestro trabajo.

EL POEMA DE LA SEMANA se inicia con la ilusión de que otros compañeros, padres o madres de alumnos, e incluso los propios alumnos participen en esta novedosa actividad. Simplemente leyendo los poemas o incluso (¡qué gran éxito sería para nosotros!) proponiendo poemas para su difusión en este espacio o cualquier otra posibilidad para difundir su existencia. Por tanto, es a la par un lugar de encuentro y un sitio abierto a toda la comunidad educativa del IES Fray Bartolomé de las Casas.

Firmado.

(Los profesores implicados).

domingo, 15 de diciembre de 2013

EL VIAJE DEFINITIVO (Poema para el día de la Lectura en Andalucía).

…Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros
cantando;
y se quedará mi huerto, con su verde árbol,
y con su pozo blanco.

Todas la tardes, el cielo será azul y plácido;
y tocarán, como esta tarde están tocando,
las campanas del campanario.

Se morirán aquellos que me amaron;
y el pueblo se hará nuevo cada año;
y en el rincón aquel de mi huerto florido y encalado.
mi espíritu errará, nostálgico…

Y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol
verde, sin pozo blanco,
sin cielo azul y plácido…
Y se quedarán los pájaros cantando.







Juan Ramón Jiménez.
DATOS DEL POETA. Para conocer en profundidad la vida y obra de JRJ, pincha aquí.
COMENTARIO: Hemos estado tentados de poner esta semana el poema Espacio, considerado como la obra en prosa poética más elevada del siglo XX de la literatura española (Podéis leer el poema ESPACIO completo, aquí). Sin embargo, al final nos hemos decidido por EL VIAJE DEFINITIVO, impulsado por la trágica vida del poeta malagueño y su relación con Zenobia (el día 25 de Octubre de 1956 le conceden el Nobel de Literatura y tres días después muere su mujer). Y es que esta especie de epitafio, que sobrecoge por su simplicidad y claridad expositiva, representa bien la palabra pura que tanto buscó JRJ en su poesía y que, a nosotros, en tanto triste profesor de filosofía, nos sigue envolviendo en una melancolía que se acrecienta en estas (falsas) fiestas navideñas.

martes, 10 de diciembre de 2013

LÍNEA CLARA


LÍNEA CLARA
Dicen que hablamos claro, y que la poesía
no es comunicación, sino conocimiento,
y que sólo conoce quien renuncia a este mundo
y a sus pompas y obras —la amistad, la ternura,
la decepción, el fraude, la alegría, el coraje,
el humor y la fe, la lealtad, la envidia,
la esperanza, el amor, todo lo que no sea
intelectual, abstruso, místico, filosófico
y, desde luego, mínimo, silencioso y profundo—.
Dicen que hablamos claro, y que nos repetimos
de lo claro que hablamos, y que la gente entiende
nuestros versos, incluso la gente que gobierna,
lo que trae consigo que tengamos acceso
al poder y a sus premios y condecoraciones,
ejerciendo un servil e injusto monopolio. 


Dicen, y menudean sus fieras embestidas.
Defiéndenos, Tintín, que nos atacan.


DATOS DEL POETA: Luís Alberto de Cuenca. Interrumpió los estudios de Derecho en la Universidad Complutense de Madrid para licenciarse en Filología Clásica en 1973.

En 1976 obtiene el grado de Doctor en Filología clásica. Ha sido director del Instituto de Filología del CSIC y de la Biblioteca Nacional de España, así como Secretario de Estado de Cultura durante el gobierno popular de José María Aznar. De su actuación en este cargo cabe sobre todo destacar la puesta en marcha de la llamada "BLU" ("Biblioteca de Literatura Universal", creada sobre el modelo de la célebre colección de clásicos franceses "La Pléyade"), y la estimación del germio de historietistas para la Medalla al Mérito en las Bellas Artes. Ha traducido, entre otros, a Homero, Eurípides, Calímaco, Charles Nodier y Gérard de Nerval.

En 1987 obtuvo el Premio Nacional de Traducción por su versión del Cantar de Valtario. Parte de su obra ha sido traducida al francés, alemán, italiano, inglés y búlgaro.
Fuente: es.wikipedia.org


COMENTARIO: El monográfico que publicó la magnífica editorial Litoral sobre el autor se subtitula De Ulises a Tintín. No por casualidad el poema termina citando a este personaje de cómic, porque los referentes del poeta, además de los clásicos de más arriba (los serios Homero, Eurípides, Calímaco, etc.) son también los iconos de la cultura pop y de la posmodernidad. Además, la implicación política de nuestro poeta, como reconoce en el poema es pública y notoria (trabajó en el gobierno de Aznar). Y, sin embargo, ¿qué importa? La poesía, la lectura de poemas es tan libre que, aunque podamos interpretarla bajo este signo, no se agota. Y lo siento, pero a mí me gusta este poeta en general y este poema en particular. Además, en su poesía reivindica “la amistad, la ternura, la decepción, el fraude, la alegría, el coraje, el humor y la fe, la lealtad, la envidia, la esperanza, el amor”, todo eso que es cuerpo, y se aleja de lo intelectual y lo filosófico, de lo abstruso. Pues claro, yo también abandonaría lo intelectual, lo filosófico, lo abstruso si no fuera unido al cuerpo, a la amistad, a la ternura, a la decepción, al fraude, a la alegría... al amor. Porque, igual que no concibo la filosofía sin ese componente orgánico, me resulta muy difícil que alguien no se acerque a la poesía con toda la vida que cabe en ella. Sólo quien no lee poesía puede afirmar que puede ser aburrida, pero igualmente las aventuras de Hergé también les resultarían soporíferas y eso si que no tiene perdón de dios...

lunes, 2 de diciembre de 2013

EDUCAR (Poema dedicado a nuestra compañera MARIVÍ)


EDUCAR (Poema dedicado a nuestra compañera MARIVÍ)



Educar es lo mismo
que poner motor a una barca…
hay que medir, pesar, equilibrar…
… y poner todo en marcha.
Para eso,
uno tiene que llevar en el alma
un poco de marino…
un poco de pirata…
un poco de poeta…
y un kilo y medio de paciencia
concentrada.
Pero es consolador soñar
mientras uno trabaja,
que ese barco, ese niño
irá muy lejos por el agua.
Soñar que ese navío
llevará nuestra carga de palabras
hacia puertos distantes,
hacia islas lejanas.
Soñar que cuando un día
esté durmiendo nuestra propia barca,
en barcos nuevos seguirá
nuestra bandera
enarbolada.



DATOS DEL POETA: Grabiel Celaya. Para saber más sobre él, no dejes de visitar este sitio: http://www.gabrielcelaya.com/

COMENTARIO:
Traemos este poema aquí como homenaje a una compañera que pronto se jubilará: Mariví. Ahora que son tiempos de penurias, que se ha aprobado una nueva ley sin ningún respaldo de la de comunidad educativa, ahora que ser docente parece una quimera, o un despropósito, no está de más reconocer que nuestra profesión tiene sentido. Aunque en el intento de enseñar, el alma de marino, pirata o poeta que reconoce Celaya en nosotros, vaya adquiriendo tonalidades de desasosiego, pesadumbre, o, incluso hartazgo por el día a día.
Ignoro si consuela pensar que nuestras palabras quedarán impregnadas en algún alumno. Lo que no me cuesta admitir es que convivir con ciertos compañeros, sí marcará nuestra travesía por este mar de incertidumbre en el que se ha convertido la docencia. Algo bueno tiene nuestro trabajo y es paradójicamente lo que más cansa: trabajar con las mismas personas siempre. Hace poco, comentando con la homenajeada nuestra labor coincidimos en señalar que los alumnos, siempre son los mismos. En el sentido de que siempre tienen la misma edad, mientras que nosotros cada vez somos más mayores. Y sin embargo, convivir con personas que experimentan lo mismo lo hace más liviano, al menos si te encuentras con personas con el talante de nuestra compañera.
En fin, gracias por todo, compañera (y como se despide Ann de su amante en la película de Coixet, Mi vida sin mí): ME ENCANTÓ BAILAR CONTIGO.