Justificación

-- Año VI. Segunda Época --


Un grupo de profesores, convencidos de la utilidad de la literatura en general, y de la poesía en particular, nos vemos en la necesidad de plantear esta experiencia educativa. Nuestras motivaciones son insólita y radicalmente simples: intentar cambiar, mediante pequeños gestos, el día a día de nuestra labor docente; contribuir a modificar y dignificar el ámbito en el que trabajamos, recurriendo a “un arma poderosa”, como es la poesía, que posee la virtud de potenciar la reflexión y el gusto estético por la palabra, de atenuar la violencia verbal a la que estamos sometidos, de crear un espacio de comunicación distinto; y disfrutar al hacerlo.

EL POEMA DE LA SEMANA nace con la única pretensión de colocar en diferentes lugares de este centro un poema, así como en el entorno virtual de las TIC. La esperanza de los profesores que participamos, es que que nuestro centro se enriquezca con nuevas experiencias, y que lo haga mediante cauces que incentiven día a día nuestro trabajo.

EL POEMA DE LA SEMANA se inicia con la ilusión de que otros compañeros, padres o madres de alumnos, e incluso los propios alumnos participen en esta novedosa actividad. Simplemente leyendo los poemas o incluso (¡qué gran éxito sería para nosotros!) proponiendo poemas para su difusión en este espacio o cualquier otra posibilidad para difundir su existencia. Por tanto, es a la par un lugar de encuentro y un sitio abierto a toda la comunidad educativa del IES Fray Bartolomé de las Casas.

Firmado.

(Los profesores implicados).

martes, 29 de octubre de 2013

Sonatina


Sonatina
La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
La princesa está pálida en su silla de oro,
está mudo el teclado de su clave sonoro,
y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.

El jardín puebla el triunfo de los pavos reales.
Parlanchina, la dueña dice cosas banales,
y vestido de rojo piruetea el bufón.
La princesa no ríe, la princesa no siente;
la princesa persigue por el cielo de Oriente
la libélula vaga de una vaga ilusión.

¿Piensa, acaso, en el príncipe de Golconda o de China,
o en el que ha detenido su carroza argentina
para ver de sus ojos la dulzura de luz?
¿O en el rey de las islas de las rosas fragantes,
o en el que es soberano de los claros diamantes,
o en el dueño orgulloso de las perlas de Ormuz?

¡Ay!, la pobre princesa de la boca de rosa
quiere ser golondrina, quiere ser mariposa,
tener alas ligeras, bajo el cielo volar;
ir al sol por la escala luminosa de un rayo,
saludar a los lirios con los versos de mayo
o perderse en el viento sobre el trueno del mar.

Ya no quiere el palacio, ni la rueca de plata,
ni el halcón encantado, ni el bufón escarlata,
ni los cisnes unánimes en el lago de azur.
Y están tristes las flores por la flor de la corte,
los jazmines de Oriente, los nelumbos del Norte,
de Occidente las dalias y las rosas del Sur.

¡Pobrecita princesa de los ojos azules!
Está presa en sus oros, está presa en sus tules,
en la jaula de mármol del palacio real;
el palacio soberbio que vigilan los guardas,
que custodian cien negros con sus cien alabardas,
un lebrel que no duerme y un dragón colosal.

¡Oh, quién fuera hipsipila que dejó la crisálida!
(La princesa está triste. La princesa está pálida.)
¡Oh visión adorada de oro, rosa y marfil!
¡Quién volara a la tierra donde un príncipe existe,
(La princesa está pálida. La princesa está triste.)
más brillante que el alba, más hermoso que abril!

-«Calla, calla, princesa -dice el hada madrina-;
en caballo, con alas, hacia acá se encamina,
en el cinto la espada y en la mano el azor,
el feliz caballero que te adora sin verte,
y que llega de lejos, vencedor de la Muerte,
a encenderte los labios con un beso de amor».


DATOS DEL POETA: Félix Rubén García Sarmiento, conocido como Rubén Darío nació en Metapa (Nicaragua) el 18 de enero de 1867. Fue el máximo representante de modernismo literario en lengua española. Es el poeta que mayor influencia ha tenido en la poesía del siglo XX en el ámbito hispánico. Es llamado el príncipe de las letras castellanas. 
COMENTARIO: Es un texto completo escrito en verso. El poema se divide en estrofas llamadas sextinas integradas por seis versos. Los versos son alejandrinos, por tanto, de arte mayor compuestos que se dividen en dos hemistiqueos divididos por una cesura. La rima es consonante y se repite la estructura AABCCB en todas las estrofas.
El texto es una descripción poética del estado de soledad de una chica enclaustrada en un palacio lujoso.
                                                                                                                      (Por Javier Torrico).

martes, 22 de octubre de 2013

LO QUE NO ES SUEÑO


Déjame que te hable, en esta hora
de dolor, con alegres
palabras. ya se sabe
que el escorpión, la sanguijuela, el piojo,
curan a veces. Pero tú oye, déjame
decirte que, a pesar
de tanta vida deplorable, sí,
a pesar y aún ahora
que estamos en derrota, nunca en doma,
el dolor es la nube,
el dolor es el huésped,
la alegría, la casa.
Que el dolor es la miel,
símbolo de la muerte, y la alegría
es agria, seca, nueva,
lo único que tiene verdadero sentido.
Déjame que, con vieja
sabiduría, diga:
a pesar, a pesar
de todos los pesares
y aunque sea muy dolorosa, y aunque
sea a veces inmunda siempre, siempre
la más honda verdad es la alegría.
La que de un río turbio
hace aguas limpias,
la que hace que te diga
estas palabras tan indignas ahora,
la que nos llega como
llega la noche y llega la mañana,
como llega a la orilla
la ola:
irremediablemente.

DATOS DEL POETA: Claudio Rodríguez (Zamora, 1934 - Madrid, 1999) Perteneciente a la Generación del 50. Publicó su primer libro, Don de la ebriedad (1953), cuando tenía 19 años; vinieron luego Conjuros (1958), Alianza y condena (1965), El vuelo de la celebración (1976) y Casi una leyenda (1991). En 1987 fue elegido miembro de número de la Real Academia Española.

COMENTARIO:  Vuelvo a este poema de Claudio Rodríguez para animar y animarme en esta semana de movilizaciones y huelga. Claro que el poeta no piensa en estas cosas y su reivindicación de la alegría, el hogar, etc., está muy lejos de ello; sin embargo, nuestra lectura del poema utiliza libremente sus versos para esta interpretación parcial y legítima, por otra parte. Me sirven para tal propósito, al menos, los versos siguientes: "que estamos en derrota, nunca en doma".
Pues eso mismo: "estamos en derrota, nunca en doma". Ánimo a todos los que lucháis por vuestros derechos y por un futuro en el que la educación no se dirime por valores mercantiles, podemos hacer algo todavía...

VIEJA CANCIÓN


He escuchado en la radio, por azar, hace un rato,
una vieja canción,
una canción romántica que estuvo muy de moda
en la playa, durante los meses de un verano
maravilloso de mi adolescencia.
Muchas veces la oí entonces, junto a alguien
que junio quiso darme y me quitó septiembre.


Mientras la música sonaba,
he sentido en el pecho
la emoción de los días antiguos: tanta luz,
tanta ilusión brotando, tanta vida;
y he cerrado los ojos y he visto a una muchacha
que a través de la niebla del tiempo me sonríe
y con amor me mira.

(Eloy Sánchez Rosillo, La vida).


DATOS DEL POETA: Eloy Sánchez Rosillo nació en Murcia el año 1948. Actualmente desempeña la labor de profesor de literatura en la Facultad de Letras de la Universidad de Murcia y colabora en diferentes revistas literarias.
COMENTARIO: Se trata de un poema compuesto en versos libres. Eloy Sánchez Rosillo no ha tenido en cuenta el cómputo silábico de los versos, ni ha seguido rima ni estrofas tradicionales, aunque agrupa los versos dos estrofas de siete versos cada una.
En cuanto al tema, una vieja canción romántica, escuchada en la radio, evoca en el poeta el recuerdo de un amor veraniego de la adolescencia. La música resucita en él la emoción amorosa y la imagen, congelada en el tiempo, de la muchacha, que le sonríe y le mira enamorada.

(Por Javier Torrico)


martes, 8 de octubre de 2013

Cuando en la tarde aparezco en los espejos...

Cuando en la tarde aparezco en los espejos
Cuando yo y la tarde queríamos unirnos
Tristemente nos despedimos
Tristemente nos hablamos en el espejo que disuelve las imágenes
Quién soy entonces
Quizás por un momento
De verdad soy yo que me encuentro

Quién soy yo sino nadie
Alguien que quisiera pasarse los días y los días
Como un solo domingo
Mirando los últimos reflejos del sol en los vidrios
Mirando a un anciano que da de comer a las palomas
Y a los evangélicos que predican el fin del mundo

Cuando en la tarde no soy nadie
Entonces las cosas me reconocen
Soy de nuevo pequeño
Soy quien debiera ser
Y la niebla borra la cara de los relojes en los campanarios.

De "En el mudo corazón del bosque" 1997

DATOS DEL POETA. Poeta chileno nacido en Lautaro en 1935. Estudió pedagogía en la Universidad de Chile. Ejerció la docencia y el periodismo colaborando en importantes diarios y revistas de su país. Formó parte del grupo "Trilce" al lado de Enrique Lihn, Efraín Barquero y otros poetas muy vigentes de la época, cuyo objetivo era construir un gran país cultural. Sus inquietudes literarias lo llevaron a recorrer varios países de América y Europa. Fue galardonado con importantes premios entre los que se destacan el "Premio Gabriela Mistral" y "Premio Alerce" . Su poesía fue traducida a varios idiomas.
De su obra destacamos las siguientes publicaciones: Para ángeles y gorriones en 1956, El árbol de la memoria en 1961, Poemas del país de nunca jamás en 1963, Crónica del forastero en 1968, Cartas para reinas de otras primaveras en 1985, El molino y la higuera en 1993, y En el mudo corazón del bosque en 1997, publicación póstuma. Falleció en Viña del Mar en 1996.

(Fuente: http://www.amediavoz.com/)

COMENTARIO: ¿Quién soy yo? Es una pregunta crucial, difícil, que mando como actividad extra en 4º de la ESO. Un clásico de mis actividades, ya (los alumnos tienen que contestar a esta pregunta a través de letras de canciones). Y, cada vez que la planteo, me ocurre lo mismo. Vuelvo sobre la pregunta y me resulta también difícil contestar. Hoy, contesto con el poema de Teillier. No soy nadie, soy quien debiera ser y me olvido de las horas, de las prisas e intento contestar a la pregunta leyendo, entre otras cosas, poemas...

                                                                                                                                                                        (por Antonio Martín )
(por AntonioMartín                                                                                                                                                                    @1tristeprofesor).

martes, 1 de octubre de 2013

TERMÓPILAS

TERMÓPILAS

Honor a aquellos que en sus vidas
se dieron por tarea el defender Termópilas.
Que del deber nunca se apartan;
justos y rectos en todas sus acciones,
pero también con piedad y clemencia;
generosos cuando son ricos, y cuando
son pobres, a su vez en lo pequeño generosos,
que ayudan igualmente en lo que pueden;
que siempre dicen la verdad,
aunque sin odio para los que mienten.
Y mayor honor les corresponde
cuando prevén (y muchos prevén)
que Efialtes ha de aparecer al fin,
y que finalmente los medos pasarán.



DATOS DEL POETA: Konstantínos Kaváfis o Cavafis; Alejandría, 1863 – 1933. Poeta griego. Más información aquí: http://www.biografiasyvidas.com/biografia/k/kavafis.htm


COMENTARIO: Este fin de semana han puesto en TVE, en LA 1, la película 300. Y claro, yo me he acordado de este magnífico poema del poeta griego. Cuando era joven , no tanto como mis alumnos de 4º ESO, pero joven todavía, recordaba mucho estos versos. ¡Qué manera de actuar!: “Justos y rectos en todas sus acciones”. Y yo, siendo joven me creía que existieran personas así. Nunca los imaginé tan robustos y atléticos, espartanos, sí, pero no tan exagerados. Da igual, muchos años después, sigo siendo joven, pues creo que hay gente honrada y justa, que dicen siempre la verdad, que no odian a los mentirosos; que son generosos siempre y que ayudan en lo que pueden. Y todo sabiendo que Efialtes pasará por encima de sus cadáveres, porque ser así te puede llevar a perder la vida..., o al menos, a formar parte de una inmensa minoría, como ellos, los 300 frente a los miles de personas que son todo lo contrario.



                                                                                                  Por Antonio Martín